viernes, 21 de septiembre de 2007 a las 09:51 |  

Solo es un poco de distancia la que nos separa, te escucho en mi mente a diario, ecos profundos de un hombre que fui y que quisiera volver a ser, me platicas de cómo fue tu vida, tus recuerdos, toda esas palabras me llenan de imágenes que me son familiares, ¿realmente somos la misma persona? Creo recordar esos lugares, esas gentes, esas situaciones, mas aun así no me siento esa persona que dices que soy, ¿tan lejos te he dejado que ya no puedo volver a ser yo mismo? Preguntas a las cuales la ansiada respuesta no llega, que soy ahora, que puedo ser mañana, todo depende de mi, me lo has dicho una y otra vez, pero no me dices donde encontrar la fuerza, el valor, el apoyo necesario para poder tomar mi ser anterior y volverlo parte integra de mi futuro yo. Me dices que he perdido el camino que habías trazado, culpa mía, eso es seguro, pero es difícil seguir un camino cuando cierras los ojos a la vida, cuando te dejas llevar por la pereza, cuando tus oídos se niegan a escuchar al amigo, a la familia, a la pareja. ¿Qué me llevo a esto? ¿Una mujer? ¿Un juego? ¿Una desilusión?, Si, lo se, no es importante el como me volví esto, lo importante es como estaremos juntos de nuevo, dejando esto atrás siendo el ser que todos creen conocer, siendo yo, siendo tu, siendo nosotros por fin… un ser único.

Desde Torreón para el mundo por Alejandro García Etiquetas:

1 Deja Tu Comentario:

Laura G. dijo...

mmmm.... te diré que tu reflexión está medio confusa pero a la vez muy clara, estoy segura que todos hemos pasado por algo así, creo hay un punto en el tiempo para cada uno de nosotros, en que pareciera que la vida se vuelve un laberito sumergido en un mar de confisiones, que nos obliga a perder el horizonte de lo que creemos que es el camino que debemos seguir, sin embargo eso no significa que al final no llegaremos a la meta que nos ha sido designada, right????

21 de septiembre de 2007, 21:46  
Related Posts with Thumbnails
Blog Widget by LinkWithin